Resulta que uno de los pasatiempos favoritos de esta casada es comer pollas que no son las de su marido. Dice que él lo consiente porque le gusta ver cómo su zorra se harta de comer rabos, que le produce morbo ver cómo es de puta. Así que ella lo disfruta mientras pueda y aprovecha para comerse todos los rabos posibles. Amateur insaciable la chica con gafas.


Descargar Vídeo