Las razones por las que muchos cornudos consentidos ceden a sus mujeres puede ser muchas; por salir de la rutina, por deseo expreso de ambos, o ver cómo tu chica se come una enorme polla negra. No creo que sea por demérito del cornudo, pero igualar la polla de este hombre no debe ser fácil. Ella agradece el que seguramente fue el mejor polvo de su vida.


Categorías: Casero, Hardcore, Oral