Cuando llegas a casa cansado del trabajo y tu chica se arrodilla mientras te baja la bragueta, ya sabes que el esfuerzo del día ha merecido la pena si te ves recompensado de esa forma. Es el equivalente al masaje de pies que le das cuando ella viene destrozada de la calle. Nos relaja que nos la chupen cuandoe estamos cansados.


Descargar Vídeo