Hay chicas que cuando se ponen a mamar no se sacan la polla de la boca en ningún momento. Se mete la punta lo más dentro que puede y con la mano va pajeando de arriba a abajo cargando bien de saliva el rabo que está chupando. Una mamada espectacular, que como era de esperar cuando se va a correr su novio ella sigue sin sacársela de la boca para tragárselo todo.


Descargar Vídeo