Un culo maduro sabe de estas cosas. Sabe del punto justo donde tiene que bajar para hacer tope con una polla, hasta dónde tiene que subir para que no se le salga de dentro, tienen ese equilibrio del que carecen las chicas inexpertas que han tocado pocos rabos. Por eso, cuando una madura se sienta encima, sabes que será un polvazo. Esta mujer es un buen ejemplo de ello.


Descargar Vídeo