El día que el actor que vemos en la escena grabó ese vídeo, tuvo que ser el más feliz de su vida. O uno de los más felices, porque dos traseros, dos culazos, cuatro nalgas como esas son imposibles de olvidar. Vais a disfrutarlas seguro, y a envidiar de por vida la bendita suerte de este tipo. Ataviadas con la misma poca ropa, follan como posesas en celo. Hay una tercera chica de regalo.


Descargar Vídeo