Estas amigas lesbianas no se aburren, desde luego que no. Se desnudan cuando se han quedado a solas y empiezan a devorarse el cuerpo por todas partes. Sobre todo un largo rato de 69 en el que están a punto de correrse durante toda la escena. Se nota que adoran los coños porque se lo comen con una devoción absoluta. Usan algunos juguetes para tener algo más que meterse que la lengua y los dedos.


Descargar Vídeo