Sinceramente no está al nivel de Jenna Haze, la auténtica diosa de las mamadas a dos manos, pero os aseguro que esta rubia está casi casi al mismo nivel. Se ve que está alucinada con el tamaño, casi no le cabe en la boca, y pone en práctica toda su destreza para, sin sacarse la punta de la boca, exprimirle poco a poco. Él se la folla increíblemente, ella se corre tres veces.


Descargar Vídeo