Parece que el pasatiempo preferido de esta chica jovencita amateur es comer pollas. Adora mamar, le encanta tener el control de una mamada agarrando bien el rabo, como aquí, que disfruta con ese pollón tumbada ensalivando bien lo que se está comiendo. Por supuesto ya sabréis qué hace con la corrida; se la traga sin dejar una gota ni perder la expresión de zorra que tiene.


Descargar Vídeo