A su novia le encanta que le metan la polla a cuatro patas, por eso muchas veces cuando él llega a casa ella le está esperando en esa postura, a perrito, con el culo en pompa para que se la folle bien. Entonces él ya sabe lo que tiene que hacer; se baja los pantalones, se le pone dura en seguida, y empieza a follársela echando un polvazo de sexo casero que podéis ver aquí.


Categorías: Casero, Hardcore, Jovencitas