Follar con la incipiente madurez de Chanel Preston ya debe ser un plus suficiente para gozar de un polvazo, pero si además le vas sumando extras de morbo ya debe ser una pasada. Por ejemplo, hacérselo al aire libre. Que la muy zorra se abra de piernas para ti en mitad de un parque donde todo el mundo pueda ver cómo te la estás follando y te corres en su boca.