Así da gusto despertar, e incluso dormir sabiendo que cuando abras los ojos tienes a una chica dispuesta a que le metas la polla durante toda la mañana. Tal como se despiertan, en esa misma postura, él se la encaja dentro a ella, que apenas puede gemir porque aún anda medio dormida, aunque en seguida se anima y se sube encima de él a cabalgarle la polla durante rato.


Descargar Vídeo
Categorías: Casero