A esta chica la encanta comer pollas, y como siempre que hace algo que le gusta disfruta compartiéndolo con sus amigas, ha decidido llamarlas para que miren cómo le hace una mamada a su novio, garganta profunda incluida. Ellas llegan se sientan en el sofá, y ella se arrodilla para meterse el rabo bien dentro de su boca y de su garganta. Viva la amistad.


Descargar Vídeo