Yo imagino que es lo normal. Vas tranquilamente por la calle y de pronto te entran unas ganas terribles de ir al baño a hacer pis, y de pronto… ¡aparece una polla en la pared! Y qué va a hacer la chica, pues chuparla hasta que se gaste, sin saber quién está al otro lado, sólo ella y una polla impetuosa salida por sorpresa de una pared. Como era de esperar, le escurre el rabo al tipo que hay tras la pared hasta que termina.

Descargar Vídeo