Esta rubia está al teléfono mientras le está haciend una paja a la cubana a un tipo. Me da que el que está al otro lado de la línea es su marido, y el pajeado puede ser su amante. Ella con total desparpajo sigue en su labor mientras da indicaciones por teléfono. Gracias a este vídeo ya sabemos que las rubias pueden hacer dos cosas a la vez. Queda muy bien demostrado.


Descargar Vídeo