Inusual el squirt que suelta esta chica. Espeso, muy blanco, y tremendamente abundante, parece que el consolador que se está metiendo tan dentro del coño, succionado en una plataforma lisa, la esté rellenando de nata por dentro. Qué maravilla, y qué bestialidad, una eyaculación femenina que pocas veces habrás visto salir de esa manera, tremendo juguetito.