Esta guapa jovencita está tragando una polla hasta el fondo, se esfuerza en que le quepa en la boca lo máximo posible. Agarra la base de la polla y fuerza su garganta para que le entre más y más rabo. Mañana le dolerá la garganta, es un músculo y tendrá agujetas seguro de haberse metido tanta polla. Eso sí, el dolor le gustará al recordar lo bien que lo pasó chupándola entera.


Categorías: Casero, Hardcore, Jovencitas, Oral