entrada2La jovencita rubia se había declarado con una vecina de su pueblo y le había confesado ser lesbiana y estar enamorada de ella. Quedaron para que los demás no descubrieran su secreto en medio de la montaña. A ella le daba un poco de verguenza así que la madura rubia empezó haciéndole un masaje para que se relajara. Después se fueron a su casa donde siguió hasta que fue bajando a sus tetas para jugar con sus peones y terminar poniéndola cachonda hasta seguir amándose y lamiéndose el coño.


Descargar Vídeo
Categorías: Lesbianas