Lo tiene por costumbre, y a los chicos que se acaban de correr les encanta. Ella abre la boca, saca la lengua, y enseña el semen que va a llevárse al estómago antes de que pase por la garganta. Desde luego es un plus a la hora de chupar una polla, nosotros al menos sabemos valorar este tipo de detalles, para que luego nos digan que no valoramos esos gestos.


Descargar Vídeo