Las mujeres están deseosas siempre de coger una polla enorme y gorda, pero qué pasa cuando ese deseo se ve hecho realidad y el pene del que van a disfrutar es más grande de la cuenta. Que apenas les cabe dentro de la boca y casi no pueden sentarse encima para cabalgarla. Han de adoptar posturas poco comprometidas y no follar con demasiado ímpetu ni fuerza.


Descargar Vídeo