Esta zorra amateur sabe bien cómo le gustan las mamadas a su novio. Suele lamerle los huevos un buen rato, ensalivándoselos bien y succionándolos con cierto cuidado. Cuando ya tiene la polla a reventar le lame la punta para tragarse lo que ha mojado mientras le comía los huevos, y entonces ya le hace la mamada amateur lenta e intensa que os encantará ver.


Categorías: Casero, Hardcore, Oral