A veces por aburrimiento y otras por necesidad, por querer dormir, por cualquier razón, pero siempre por ser una zorra enorme que ama el sexo y disfrutar de él. Esta chica se masturba a solas en su cuarto, se quita las bragas y se abre de piernas para meterse los dedos bien dentro del coño. A falta de juguetes sexuales cuantos más dedos se meta, mejor llega al orgasmo.