Qué maravilla tener novias así, fieles pero más putas que ninguna otra. Que en el momento en el que te apetezca una mamada, sólo tienes que hacerle un gesto para que ella se arrodille a chupártela, estéis donde estéis. En este caso, en un parking, donde la chica después de hacer la chupada le ponen la cara llena de semen por todas partes. Buena mamada entre dos coches.


Descargar Vídeo