Esta pareja se pone a follar en la oficina, trabajan juntos y siempre que echan horas extras y se quedan a solas se densudan y se ponen a follar como locos. Parece que además son conscientes de que hay una cámara pero les da igual, saben que hay unos vigilantes de seguridad viendo como follan, y resulta que eso les pone verdaderamente calientes para seguir.