Qué chica más maja, más guapa, más bonita, más simpática, y más zorra. Lo tiene todo, no sólo una sonrisa bonita sino una disposición a mamar pollas, o al menos la de su novio, como pocas veces se ve en una chica amateur. Supongo que el hecho de estar siendo grabada es un gran incetivo para convertirse en la más puta de su bloque, o de su urbanización.


Descargar Vídeo