A cuatro patas es como más le gusta a esta rubia moderna que se la follen. Normalmente se toca mientras se la meten, así tiene el doble de placer. Sabe que es preciosa, guapísima, tiene una cara muy bonita, así que pone la cámara justo delante de ella para que todos gocemos de sus expresiones, los gestos entre dolor y placer que pone en cada embestida. Todo una delicia.


Descargar Vídeo