Preciosa, divertida, espontánea, dulce, y muy morbosa, además de todo lo zorra que necesita ser una chica para dejarse grabar haciendo una mamada, y sobre todo, dejarse grabar mientras se corren en su cara. Brutal esta chica, lo hace genial, tiene un morbo especial, unos ojazos tremendos y una manera de comer pollas que no parece de una chica amateur, es sensacional.


Descargar Vídeo