Esta chica rellenita se ha aferrado a la polla de su chico como si no la fuera a soltar nunca, y eso está genial. La agarra por la base y se mete la punta en la boca, pajeándola mientras con la lengua juega con el capullo. Está buscando con ansia la corrida que está a punto de tragarse. Se nota que disfruta mucho tragando el semen de él, sobre todo porque es fruto de su trabajo.


Descargar Vídeo