Una rubia que está en un bar acaba en el coche de un desconocido mamándole la polla. La razón no queda muy clara en el vídeo. Ella es guapa, está buena y sin compañía; pero él es un maduro sin demasiado atractivo. El tema es que al rato de compartir unas cervezas, se van juntos al coche de él y desde el asiento del copiloto empieza a chupársela hasta el final.


Descargar Vídeo