Esta morbosa rubia madura folla a cuatro patas en una de las habitaciones de la casa que está intentando vender. No sabemos si es para sacar buena tajada, y que le paguen más de la cuenta, pero esta madurita tiene un cuerpazo y nadie le dice que no cuando a ella se le antoja follar con alguno de los hombres que viene a ver la casa. Casa que sin duda echará de menos sus polvos.


Descargar Vídeo