Esta es una de esas escenas que la inigualable Sasha Grey nos ha dejado a bien para nuestros recuerdos más sórdidos y calientes. Un vídeo en el que comparte esta escena con la incombustible Rachel Roxxx, y le pasa el semen que acaba de ordeñar ella misma, se lo escupe de boca a boca para que lo trague. Un trío fantástico el de estas diosas que quedará para la historia del porno.


Descargar Vídeo