Seguramente estemos abusando un poco de la confianza de Mike Adriano, pero es que nadie como él saca partido y lustre a culazos como el de esta joven chica rubia, una preciosidad, a priori aparentemente inocente pero que acaba cediendo su ano al generoso grosor de la polla de Mike, que lo deja tan abierto como quiere, cosa que no parece tener demasiada dificultad.


Descargar Vídeo