Qué maravilla de mamadas, de tetas, de senos, de pechos. Unos pezones salientes, duros y con forma de chupete que dan ganas de ponerse a mamarlos nada más verlos. Unas areolas preciosas, grandes y muy morbosas, y una forma que pocos pechos tienen. Lo mejor de todo es que el cuerpo que acompaña a estas tetas es impresionante. Una morenaza muy morbosa.


Categorías: Casero, Jovencitas, Tetonas