La siempre perfecta y morbosa actriz Tori Black comiéndose una polla como su apellido; y diréis, cómo, ¿de corto? No, negro. Se zampa ella solita un enorme rabo negro tan largo como su cara. Sus mamadas siempre son gustosas de ver, con una técnica que incluye clavar miradas directas a la cámara que te tumban como si la estuvieras recibiéndo tú. Una muy buena escena POV.


Descargar Vídeo