Quizá con “meses” me quede más bien corto. Sin duda es uno de esos culos que uno tarda en olvidar. Grande, duro, redondo, perfectamente colocado y que al verlo a cuatro patas redunda en su perfección más absoluta. Una actriz porno que pudo dedicarse a ello al ser consciente del culazo que tenía, es una posibilidad. En el vídeo podéis ver un polvazo profesional y de calidad.


Descargar Vídeo