Qué delicia de jovencita. Una de esas caras pequeñas a las que gusta ver con una enorme polla, ya que a vista de proporción da cierto morbo, eso de la bella y la bestia a lo que tanto recurren en el porno. Ella lleva ya algunos años rodando escenas, y aunque no se ha convertido en una súper estrella podemos encontrarla en gran cantidad de películas y escenas sueltas.


Descargar Vídeo