A esta zorra anónima la han pillado con las manos en la masa, siempre que entendamos por masa la polla de su amigo, que se la está comiendo con todo el descaro del mundo en mitad de la playa, con la falsa tranquilidad de que no está nadie mirando. No sólo había alguien mirando, sino que lo estaba grabando en vídeo para que todos podamos disfrutar de ello.


Descargar Vídeo